Iglesia de la Santísima Trinidad

37 - Iglesia de la Santísima Trinidad.JPG La Iglesia de la Santísima Trinidad es otro de los muchos ejemplos de arquitectura románica que hay en Segovia. Lo primero que se puede observar es un pequeño atrio o pórtico en su fachada sur. La torre está construida sobre el crucero del templo, por lo que se ajusta a la forma rectangular del mismo, accediéndose al campanario mediante una escalera adosada por el exterior.

En cuanto al interior de la iglesia, la estructura que presenta en nuestros tiempos es la misma que tuvo en sus orígenes pues no ha sido objeto de modificaciones. Presenta una sola nave cubierta con bóveda de cañón sustentada por arcos fajones. Tiene un estrecho crucero que solo destaca en altura, sin sobresalir en planta, así como un presbiterio rectangular y un ábside semicircular. A partir del crucero, los muros se decoran con dos órdenes de arcos de medio punto: la arquería baja es ciega, tiene unos buenos capiteles y columnillas pareadas en el ábside. El cuerpo superior tiene menor número de arcadas y abre el hueco central y sus colindantes mediante pequeñas vidrieras.

A nivel artístico, en el interior de la Iglesia de la Santísima Trinidad podremos encontrar obras como la “Santa Faz” de Ambrosius Benson, un retablo de la escuela Castellana del siglo XVI y una tabla italiana, “María con el Niño”, atribuida a Pontormo.

Loading
Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico
Google MapsCómo llegar
  • El Tiempo

  • Hoteles

  • Facebook

  • Twitter