Casa-Museo de Antonio Machado

43 - Casa-Museo de Antonio Machado.JPG La Casa-Museo de Antonio Machado es la antigua pensión que regentaba doña Luisa Torrego y en la que residió Antonio Machado desde 1919 hasta 1932. No es un museo al uso, es decir, en su interior no vamos a ver grandes obras de arte sino que se trata de un lugar en el que revivir en el mismo lugar en el que el célebre escritor pasó algunos de sus mejores años.

La casa conserva los espacios que conoció Antonio Machado: los patios con parras y perales, los muros desnudos, la modesta cocina de hierro, el largo y bajo pasillo, el comedor común y su habitación, con los sencillos muebles que tenía, incluyendo una estufa de petróleo que le regaló su hermano Manuel para que mitigara los rigores de los crudos inviernos segovianos. También hay fotografías de Machado y de su familia, cuadros que le dedicaron diversos artistas, una pequeña biblioteca donde se conservan todas sus obras en castellano y diferentes idiomas así como audiovisuales, y objetos tan curiosos como billetes de tren, las cartas que escribía a Guiomar “su diosa”, las fotografías con sus alumnos de Segovia y algunos de los artículos de prensa que se hacen eco de noticias relacionadas con él. Pero lo más destacado de esta casa es el dormitorio, con la cama, la mesa donde escribía o la estufa de petróleo que ayudaba a calentar la fría estancia en los días del invierno segoviano.

En el patio hay un busto de piedra, copia hecha por Pedro Barral del original que su hermano, Emiliano Barral, hiciera en 1920. Y en una pared lateral, enmarcado por la hiedra, un panel de cerámica vidriada, obra de Julián López Parras, que nos recuerda los años, 1919-1932, que el poeta permaneció en esta casa.

Se puede encontrar más información sobre los horarios y las tarifas del museo en esta página web.

Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico
  • El Tiempo

  • Hoteles

  • Facebook

  • Twitter